¡Tú, la radio y… YO!

10
tu, la radio y yo

¡Tú, la radio y… YO!

La radio tiene el maravilloso poder de transformar realidades por medio del lenguaje sonoro y no sonoro representado por los códigos expresivos de la voz, la música, los efectos sonoros y el silencio, activando el proceso de percepción sonoro, imaginativo y visual de los oyentes.

La voz, tiene una significación muy especial, es el vehículo de la socialización que transmite el pensamiento humano, constituido por el tono, el timbre y la intensidad del aparato fonador, el instrumento vital para expresar toda la imaginación.

La música, organiza y distribuye contenidos en un programa, evoca sentimientos, describe sensaciones, estados de ánimo, genera el clima emocional.

Los efectos sonoros, desarrollan las narraciones al describir mejor una escena recreando realidades.

El silencio, es la ausencia total de sonidos, invita a los oyentes a pensar en lo escuchado, estimula la reflexión.

Sin duda, la radio es uno de los alimentos esenciales para la vida, cuyo propósito es ser “degustado” por los oyentes, su naturaleza está basada en la creatividad hecha expresión y está íntimamente relacionada con la vida de las sociedades del siglo XXI.

Piénsalo… Tú, la radio y Yo, sin duda alguna, inseparables.